Primeros Pasitos

Primeros Pasitos
PO BOX 397
07080 Palma de Mallorca
Illes Balears, SPAIN
anda@primerospasitos.com

the magnetic band

the magnetic band


about

Cómo ser un hipnotizador. Para hipnotizar al oyente, al vecino. O a las masas alienadas, como denunciaban Marx y Engels, a quienes también han dedicado The Magnetic Band su propia canción: una historia de añoranza amistosa en la que lo que no queda claro es si es Marx quien le canta a Engels o viceversa.

Pero nos estamos desviando. The Magnetic Band escriben ensayos lúcidos e iluminados sobre la cultura visual, basándolos sin embargo en la cuidadosa selección, manipulación y superposición de los sonidos. Hablando en términos menos abstractos y más útiles para estas lides: el retrofuturismo y la experimentación de espíritu pop de Stereolab encajan a la perfección con la calidez de The American Analog Set, se dejan acariciar por las melodías de Yo La Tengo y se miran en el espejo de la aparente sencillez de Young Marble Giants. Los Spacemen 3 más sosegados, pasados por el filtro de Flying Saucer Attack y cambiando sus sustancias preferidas con las de Tangerine Dream.

La música de este cuarteto mallorquín -formado en el 2000 en el norte de la isla- está tan basada en la filosofía y el pensamiento como en la geometría y la arquitectura sonora. Son tan importantes los espacios abiertos que dejan como los edificios sonoros que levantan, tan imponentes sus silencios como sus catedrales de sonido acumulado. Las herramientas de su arquitectura son variadas y se adaptan al medio: aquí hay teclados, muchos teclados (pianos, órganos, sintetizadores, osciladores, toneladas de cacharrería analógica), pero también vibráfonos, trompetas, voces arrullantes y guitarras acústicas y eléctricas, banjos o ukeleles, percusiones discretas y bajos contenidos. Todo utilizado de manera que se potencie hasta el infinito su poder evocador, envolvente, inspirador. Pero, en el fondo, su música habla de sentimientos, es música pop al fin y al cabo. Hay muchos motivos para viajar sin moverse del sitio, hay miles de razones para soñar, pero el motivo principal desde que el mundo es mundo ha sido y es el amor, o su ausencia. El amor nos ha dado muy buenos momentos en la historia del arte, y éste puede ser uno de ellos si escuchas con atención.


© de 1997 y hasta el infinito Primeros Pasitos | usamos SPIP | web by Permanent